Sexo y más con Capela Love

Dificultad sexual ocasional: ¿Cómo saber si te afecta?

Estos son algunos de los factores más comunes que podrían causar Dificultad Sexual Ocasional

Cama

En un mundo ideal, todos – o la inmensa mayoría – estaríamos viviendo una versión de nuestra sexualidad bastante diferente a como actualmente la tenemos. Son tantos los factores que afectan y limitan nuestra capacidad, disposición e intención de disfrutar con gusto las fantasías o deseos sexuales, que puede tomarnos casi toda una vida de adultos eliminarlos.

PUBLICIDAD

Pero, sobre eso, el estrés, problemas personales o de pareja, enfermedades, medicamentos, drogas o alcohol, juegan en nuestra contra y sin darnos cuenta, podrían estar afectando negativamente nuestra vida sexual y también nuestra relación de pareja.

Todos estos son solo algunos de los factores más comunes y que podrían causar una Dificultad Sexual Ocasional. Una dificultad sexual ocasional, como bien lo menciona, son dificultades ocasionales, temporeras e intermitentes que la mayoría experimentará en uno o varios momentos de nuestras vidas y no es una Disfunción Sexual.

¿Cuáles son algunas de las Dificultades Sexuales Ocasionales más comunes?

  1. Dificultad para lograr el orgasmo o simplemente no se logra.
  2. Falta de deseo o apetito sexual.
  3. Eyaculación precoz o tardía.
  4. Dolor durante la penetración.
  5. Dificultad para lograr o mantener una erección.

¿Cómo puedes identificar si es una Dificultad Sexual Ocasional?

  1. Si algunos de estos problemas te ha durado al menos seis meses seguidos.
  2. Si algunas de estas dificultades se han interpuesto en el disfrute de tu sexualidad al menos el 75% de las veces durante los últimos meses.
  3. Si contestas que sí a alguna de las anteriores podría considerarse una Disfunción Sexual.

Aunque la recomendación inicial es que visites a un especialista de salud para descartar alguna enfermedad o condición médica que pueda estar causando una disfunción sexual a largo plazo, es necesario que sepas que muchos de los factores que pueden afectar nuestra respuesta sexual no necesariamente se resuelven con medicamentos. Las dificultades sexuales ocasionales y las disfunciones sexuales son un problema de pareja y deben trabajarse como pareja.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último