Tech

Google queda al descubierto: ¿Qué es el escándalo del modo incógnito y cómo afectó a nuestra privacidad?

Tras perder la demanda, la compañía tecnológica debería borrar todos esos datos conseguidos sin permiso.

En 2008 Google decidió lanzar su modo incógnito como parte del navegador Chrome. De esta forma, los usuarios podían navegar en internet sin guardar datos sobre los sitios que visitaban, cambiando las reglas del juego impuestas hasta ese momento. ¿El problema? Nadie vio venir que Google en realidad sí estaba recopilando datos personales. Aquello se dio a conocer en 2020, luego de que enfrentara una demanda colectiva en la que se acusaba al gigante tecnológico de rastrear la actividad de los usuarios.

Y luego de años de litigio, la justicia falló a favor de los demandantes. Ahora Google debería borrar millones de datos de navegación y actualizar sus políticas de privacidad. También se habla de una millonaria compensación económica, pero de eso hablaremos más adelante.

El escándalo del modo incógnito

Volviendo a la génesis de este conflicto, en junio de 2020 tres personas presentaron una demanda contra Google en California, argumentando que la compañía estaba detrás de un “negocio generalizado de seguimiento de datos” y afirmando que las cookies y las herramientas de análisis continuaron rastreando la actividad de navegación en Internet incluso después de activar el famoso modo incógnito, una función diseñada precisamente para permitir navegar sin guardar el historial en el dispositivo.

Recomendados

Disputamos enérgicamente estas afirmaciones y nos defenderemos enérgicamente contra ellas. El modo de incógnito en Chrome te da la opción de navegar por Internet sin que tu actividad se guarde en tu navegador o dispositivo. Como indicamos claramente cada vez que abre una nueva pestaña de incógnito, los sitios web pueden recopilar información sobre su actividad de navegación durante su sesión”, dijo por aquella época un portavoz de Google a The Verge.

La justicia habló: Google culpable

Tras cuatro años de comenzado el escándalo, se estableció que Google no evita que se recopile información sobre las actividades en línea de los usuarios, admitiendo así que el modo incógnito no era tan incógnito como creíamos.

Y, como resultado del litigio, Google deberá eliminar una cantidad masiva de datos recopilados y modificar cómo informa a los usuarios sobre la privacidad y el uso de cookies de terceros en Chrome, ofreciendo mayor claridad sobre cómo se recopilan y utilizan los datos de los usuarios..

Según comunica el Wall Street Journal, los detalles del acuerdo se presentaron en el tribunal federal de San Francisco, instancia en donde se destacó el compromiso de Google de revisar sus políticas en cuanto a la navegación en modo privado.

“A un alto nivel, hemos realizado varios cambios importantes para aclarar cómo se recopilan tus datos y cómo de visibles son tus actividades cuando visitas un sitio web utilizando el modo incógnito”, declaró un portavoz de Google.

Google pierde histórica demanda y queda al descubierto

Con todo, la resolución de esta demanda marcó un precedente importante en el área de la privacidad digital, alentando a las grandes compañías a ser mucho más transparentes sobre cómo recolectan y manejan los datos de los usuarios.

Si bien Google rechazó pagar los 5.000 millones de dólares solicitados por los demandantes por violar leyes federales sobre monitoreo, el acuerdo fue considerado como histórico y se espera que sea el comienzo de una era de mayor honestidad en las políticas de privacidad.

Eso sí, cabe mencionar que la jueza Yvonne Gonzalez Rogers, del Distrito Norte de California, aún debe dar la aprobación final al acuerdo. Pero por ahora Google estaría satisfecho: “Nunca asociamos datos con los usuarios cuando usan el modo incógnito. Nos complace eliminar datos técnicos antiguos que nunca se asociaron con un individuo y nunca se utilizaron para ninguna forma de personalización”, señalaron.

Tags

Lo Último

Te recomendamos