Tech

Estudio: 54% de los dueños de un coche eléctrico se arrepienten de su compra pero hay un detalle clave

Una encuesta realizada en Europa revela que la mitad de los dueños de un coche eléctrico se arrepienten de haberlo comprado, pero hay algo.

Comprar un automóvil nuevo siempre es motivo de incertidumbre y preocupación. Más aún con el estado actual del mercado, en donde las listas de espera son prolongadas, la gasolina está cada vez más cara y los coches eléctricos, como los de Tesla Motors, se muestran como una opción atractiva.

¿Pero qué pasa con la gente que se acaba de comprar un vehículo de este tipo que no necesita de hacer filas en la estación de gas? Hay muchos factores a considerar que hemos abordado alguna vez aquí en FayerWayer. Pero ahora ha surgido un “estudio” reciente que ha generado incertidumbre.

Un titular reciente ha causado revuelo entre la comunidad por su información lapidaria en apariencia: “El 54% de los propietarios de coches eléctricos se arrepienten de su compra”.

Recomendados

Pero, ¿es esto realmente cierto? En este artículo analizamos la encuesta en cuestión de donde se originó todo, su contexto y las razones por las que algunos propietarios podrían estar decepcionados, aunque no arrepentidos.

El estudio que dice que la mitad de los dueños de coches eléctricos se arrepiente de su compra tiene algunos detalles

La encuesta en cuestión, realizada por YouGov para Monta en Francia a principios de 2023, preguntó apenas a 618 propietarios de vehículos eléctricos o híbridos enchufables si el aumento del precio de la electricidad en aquel país les había hecho arrepentirse de su compra.

La respuesta, de hecho, a pesar de la obvia inclinación y falta de imparcialidad en la pregunta, no fue un rotundo “sí”, sino que el 54% respondió que se arrepentía en parte o un poco. Así que fue cuestión de tiempo para que todo se retorciera a los niveles que hemos visto.

Es importante tener en cuenta que la encuesta se realizó en un contexto de precios de la electricidad disparados en Francia debido a la crisis energética.

Además, la pregunta se centró en el impacto del coste de la recarga, no en la satisfacción general con el vehículo.

De modo que buena parte de las notas que hemos visto desde entonces han tenido algún cierto grado de tendencia fatalista y fuera de toda proporción.

Si bien el precio de la electricidad puede ser un factor importante, no es el único que determina la satisfacción con un coche eléctrico.

Las expectativas poco realistas y una mala elección del modelo también pueden llevar a la decepción. Así que para evitar el arrepentimiento, es fundamental evaluar si un coche eléctrico se ajusta a nuestras necesidades. Esto incluye:

  • Disponibilidad de un punto de recarga: indispensable para la comodidad y el ahorro.
  • Necesidades de conducción: elegir una batería con la autonomía adecuada para nuestro estilo de vida.
  • Planificación de la recarga: conocer los diferentes tipos de cargadores y sus costes.

Con una planificación adecuada, un coche eléctrico puede ser una opción económica y sostenible para muchos conductores.

Pero es importante no dejarse llevar por titulares alarmistas y analizar en profundidad las ventajas y desventajas antes de tomar una decisión.

Tags

Lo Último

Te recomendamos