Tendencias

Contar chismes puede ser beneficioso para la salud y la comunicación

Aunque parezca un chiste o locura, así lo asegura la ciencia

Te sorprenderá cuál es el signo más confiable.

En este tema, es imposible creerle a alguien que nunca ha incurrido en la divulgación de un chisme. Pareciera que, aunque se quiera evitar a toda costa, a veces es imposible guardar un secreto y hasta incluso, siendo un poco más atrevido, se comete el pecado de agrandar o contrarrestar la historia, quitándole obviamente la veracidad del determinado acontecimiento.

Posiblemente desde que el primer ser humano emitió la primera palabra de la historia, ahí comenzó todo, por ello, desde siglos atrás se ha tratado de determinar el por qué de la necesidad de chusmear.

Para entender la importancia del tema y saber que no se trata de un chiste, citamos al historiador y escritor israelí, Yuval Noah Harari, autor del libro ‘Sapiens: A Brief History of Humankind’ (Sapiens: una historia breve de la humanidad), el cual asegura que los chismes ayudaron a los primeros Homo sapiens a formar grupos más grandes y estables.

Recomendados

El chisme puede ser saludable

Según una investigación desarrollada por un equipo de especialistas en Dartmouth, Estados Unidos; y publicado en la revista científica Current Biology, gracias a la creación de un novedoso juego online en el que los participantes tendrían que trabajar juntos, se pudo llegar a las conclusiones de que los chismes ayudan a la salud, beneficia a la comunicación entre las personas y mejor aún, hace posible que los objetivos laborables puedan ser alcanzados.

Eshin Jolly, coautor del estudio, explicó al medio citado que: “nuestra inspiración fue crear un escenario realista en el que eres miembro de una comunidad y te ves afectado por las acciones de todos los demás miembros de la comunidad, la mayoría de los cuales rara vez observas y te involucras directamente”.

Al final del juego, los especialistas descubrieron que los jugadores que tenían que hablar entre ellos sobre las acciones de otros jugadores se sentían más conectados entre sí. “Al intercambiar información con otros, el chisme es una forma de entablar relaciones. Implica confianza y facilita un vínculo social que se refuerza a medida que se produce una mayor comunicación”, explicó el otro coautor, Luke Chang.

Tags

Lo Último

Te recomendamos