Tendencias

La mujer con las uñas más largas del mundo revela cómo hace para ir al baño y para manejar su auto

Vivir con unas uñas tan largas como las de Diana Armstrong no es algo sencillo, muchas tareas comunes se vuelven ciertamente complicadas.

uñas mas largas

El Libro de Récords Guinness está repleto de personas con cualidad y logros sumamente curiosos, uno de los que más notoriedad ha ganado en los últimos años es el de las uñas más largas del mundo, el cual se divide entre hombre y mujeres, siendo Diana Armstrong la actual poseedora de dicho título.

Armstrong dejó de cortar sus uñas en el año de 1997, luego de que su hija muriera trágicamente a la corta edad de 16 años al sufrir un ataque de asma repentino mientras dormía. Las uñas de la mujer miden un total de 1,306.58cm, siendo no solo las más largas actualmente, sino las más largas de la historia en una mujer.

Así hace las tareas del día a día la mujer con las uñas más largas del mundo

Vivir con unas uñas tan largas como las de Diana Armstrong no es algo sencillo, muchas tareas comunes se vuelven ciertamente complicadas o requiere desarrollar alguna técnica específica, con respecto a esto, ella misma ha revelado los secretos de vivir con sus uñas.

“Puedo abrir una lata de refresco, pero necesito un cuchillo. Conducía un auto, pero tenía que sacar la mano por la ventanilla, así que ya no conduzco” explicó la mujer durante una entrevista reciente añadiendo que las cosas que más le cuestan son abotonarse o cerrar el cierre de una chaqueta o camisa.

Armstrong explicó también que: “Y en los baños públicos, necesito usar el cubículo más grande, mis uñas suelen ser más largas que los cubículos de tamaño normal. Si tengo que recoger dinero del suelo, puedo recoger billetes. Pero si dejo caer el cambio en el suelo, se quedará ahí”.

La complejidad de tener las uñas más grandes del mundo

“Mis uñas son parte de mí, por lo que nunca puedo imaginarme cortándolas” declaró Diana durante la misma entrevista, explicando que el proceso de mantenimiento de sus uñas es bastante complejo “No he ido a un salón de manicura durante unos 22 años, no quieren lidiar con ellos, así que mis nietos las cuidan”.

“Cada uña tarda unas 10 horas en limarse y pulirse. Para archivarlos, necesito usar una herramienta de carpintería dremel. Me las arreglo cada cuatro o cinco años y uso entre 15 y 20 botellas de esmalte. Las pinté la semana pasada y tardé cuatro días” culminó la mujer.

Tags

Lo Último

Te recomendamos