Tendencias

“Para perder tu virginidad oral”: crean papas fritas con sabor a vagina, ¿las probarías?

En Lituania, una empresa creó estas papas fritas con venta solo para mayores de 18 años, y que además trae una “divertida postal” en el interior del paquete.

Producidas por la empresa CHAZZ, de Lituania

Cuando hay hambre, nada mejor que comer unas papas fritas. Pero, ¿qué pasa si tienen sabor a vagina? Así como lo lees. ¿Te atreverías a probarlas? Una empresa de Lituania, llamada CHAZZ, lanzó al mercado unas papas fritas con sabor a vagina, de venta solo para mayores de 18 años.

CHAZZ es una compañía que se especializa en este tipo de productos extravagantes. Anteriormente lanzaron papas con sabor a mejillones, vino blanco o cóctel Bloody Mary. Sin embargo, ahora sí llegaron a un nivel superior.

Producidas por la empresa CHAZZ, de Lituania

En su empaque de 90 gramos aparece una mujer rubia montada sobre un montón de papas, con frases como “Para los calientes”, “Todos los cuerpos saben bien”, “Sí al sexo” y “Sin preservativos”.

Pero su frase de presentación en la campaña, la más contundente, es: “Para perder tu virginidad oral”.

Incluso, dentro del paquete está una “divertida postal”, sin mayores detalles, para mantener la sorpresa.

El motivo de CHAZZ para crear las papas fritas con sabor a vagina

Explica el equipo de CHAZZ que la idea de crear las patatas fritas con sabor a vagina es superar las redes sociales estimulando “la comunicación en vivo, las citas y el amor real”.

“Así nació la idea de crear las patatas fritas con sabor a Mousse más auténticas: regalárselas a tu pareja sería una clara invitación a romper todas las barreras, hablar de sexto, empezar a hacer el amor y ¡superar a tus padres!”, recalcan los audaces creativos de la compañía lituana.

La compañía indica que estas papas “con un sabor único para valientes y libres” ayudarán a la persona que las consuma a “recordar sus aventuras amorosas salvajes, su primer amor y, tal vez, incluso pierdas tu virginidad oral...”.

Sin temores ante las críticas por sexismo

Frente a las posibles críticas que enfrenten por sexismo, el equipo de CHAZZ responde: “No tenemos miedo a experimentar, a sorprendernos, creamos lo que nos gusta y no intentamos complacer a todo el mundo”.

Producidas por la empresa CHAZZ, de Lituania

“Nuestros clientes son personas que pueden darse el lujo de vivir como quieren”, resaltan los creativos, “que no tienen miedo de destacar entre la multitud, no tienen complejos y no les importa lo que los demás digan de ellos. Son libres y felices en el verdadero sentido de la palabra”.

El precio de cada empaque es de 9.99 euros, y por los momentos la distribución solo se realiza en Lituania y otras partes de Europa. Para mayor información al respecto (¿le interesaría a alguna compañía traerlas a Latinoamérica?), puedes consultar en la página oficial de CHAZZ, en este link.

Tags

Lo Último

Te recomendamos