Tendencias

Caricaturista lanza colección de tokens criptográficos con toque boricua

Cada obra digital de Gary Javier es maleada y transformada en una pieza única

El reconocido caricaturista e ilustrador puertorriqueño Gary Javier lanzó al mercado internacional una colección de 555 tokens criptográficos no fungibles (NFT) con diseños digitales basados en los símbolos y pueblos de Puerto Rico.

Estos tokens son artes digitales y representan piezas exclusivas ya que son únicos, indivisibles, transferibles y con la capacidad de demostrar su escasez.


“El mercado de los NFT se ha convertido en una manera de invertir y proponer proyectos en una comunidad que se perfila como el futuro de la economía global”, dijo el laureado artista con más de 25 años de experiencia en la caricatura editorial.

Según explicó, la figura principal del proyecto, desarrollado de la mano de su hijo Shaquille Javier, es un coquí en caricatura, al cual llamaron Cocrypto. Dicho personaje fue creado con la capacidad de ser maleado a imagen y semejanza de algunas personalidades locales e internacionales. También se pueden generar cientos de combinaciones aleatorias donde el comprador puede incluso hallar uno con su parecido.

“En la colección podrán encontrar a Cocrypto con una bandera representativa de cada pueblo, acompañado de imágenes icónicas de los 78 municipios de la isla. De esta manera el consumidor podrá tener un arte único de cada municipalidad que además puede servir de trampolín para que los que nunca hayan visto nuestros encantos tengan la oportunidad de conocernos”, dijo Gary Javier.

El artista ha logrado premios y galardones locales e internacionales, entre los que se destaca un récord Guinness en el 2010, por lograr dibujar 635 personas en 48 horas. Asimismo, tiene a su haber dos medallas de la organización mundial UNESCO por su trayectoria (2001 y 2005). Hace poco menos de un año, su hijo de 28 años, con una carrera como militar y aficionado al comercio de la bolsa de valores y las crypto monedas, le propuso unir esfuerzos en la creación de un proyecto donde el denominador común fuera la comercialización de los tokens criptográficos no fungibles (NFT por sus siglas en inglés).

Desde ese momento, Gary Javier se adentró en el mundo de los NFT en busca de nuevos horizontes como artista digital. La propuesta desarrollada entre padre e hijo busca aprovechar la presencia de la inmediatez y llevar un símbolo patrio a todos los rincones del mundo, de acuerdo con el ilustrador.


“Ha sido un reto poder combinar elementos humanos con los elementos del coquí, hacer que se parezca a alguien, con los ojos saltones de Cocrypto y evitando orejas y nariz, hace que las obras sean muy especiales”, opinó el mayor de los Javier en relación a la parte más complicada de la ecuación anfibia.

Agregó que uno de los atractivos de su nueva faceta es hacer alianzas con el fin de aportar a organizaciones sin fines de lucro mediante labor social y parte de lo devengado por la venta de las obras.

Para más información únase a su página de Instagram: @cocrypto.club, Facebook: Cocrypto NFT’s, Twitter Cocrypto.club y su portal: www.cocrypto.club

Tags

Lo Último

Te recomendamos