Tendencias

19 cosas que todo empleado de tienda de ropa ha vivido

Tienes que buscarte el peso, y apareció un trabajo en una tienda de ropa. Sí, es mucho mejor que trabajar de cajero en un supermercado atiendo a clientes majaderos, o en un fast food teniendo que bregar con una fila de gente hambrienta… bueno, eso pensabas.

Hoy te decimos 19 cosas que todo empleado de tienda de ropa ha vivido.

19. Tienes que dar tu más hipócrita sonrisa cuando le dices a un cliente “¿te puedo ayudar en algo? Cualquier cosita me avisas

18. La clienta majadera que te hace sacar 80 pares de zapatos del rack más alto, se los mide… y no se lleva nada

17. La clienta que llega al probador con varias prendas de ropa, y se lleva la de la talla más pequeña aunque se coma un chicle y se le explote la ropa encima. “Me llevo la blusa más chiquita, esa es la mejor que me quedó”…

16. Cuando le dices a un cliente “no tengo ese size”, y ni siquiera verificaste bien si había el tamaño

15. Los chistecitos de los clientes como “si no tiene el ticket con el precio, me lo llevo gratis”

14. Cuando viene alguien alza'o y te dice “tú sabes que el cliente siempre tiene la razón, ¿verdad?

13. O te dicen “mejor voy a otro sitio a comprar. No vuelvo pa' acá”

12. Cuando alguien bien caripela'o va a devolver algo que claramente usó. No se lo probó, sino que lo compró, lo usó una vez, escondió el ticket cuando lo usó y ahora quiere entregarlo

11. El cliente que llega 5 minutos antes de cerrar la tienda y viene con ánimos de solo ver, no de comprar

10. Ordenar la ropa varias veces para aparentar que estás haciendo algo

9. Que te dicen “mi amor” cuando te van a pagar. ¿Tú me conoces? ¿Verdad que no? ¿Cuál es la confianza?

8. Ver a un cliente 10 minutos antes de ponchar la salida y picharlo sin remordimiento alguno

7. Tener que soportar a la clienta que viene a cambiar el regalo que le hizo la suegra, y que se encabra cuando no puede cambiar la ropa porque la compraron en la liquidación de la “venta al pasillo”

6. Tener que bregar con las mujeres que dejan la ropa manchada en el probador… sí, hasta con menstruación

5. Los clientes que te dejan el sensor de la ropa en una esquinita del probador porque felizmente se tumbaron la camisa

4. Los clientes que vienen a quejarse contigo de los precios. “Señora, yo no soy la dueña de la empresa”…

3. Cuando llevas meses en que tus días libres son en la semana, y no sabes lo que es tener un domingo libre

2. Los motines de la “venta al pasillo” o el Black Friday son lo más parecido al infierno

1. Porque los clientes solo tienen una misión: chuparte la felicidad

Pero por lo menos te dan descuento de empleado. ¡Algo es algo!

Tags

Lo Último

Te recomendamos