Tendencias

15 cosas que solo entenderán los que odian hacer ejercicios

La pipa es lo de menos...

Se acerca el verano y estos últimos meses le has dado duro a las frituras y a las cervezas. Aunque cuando comenzó enero dijiste que “este 2016 sí te ibas a poner en shape”, pero una vez más, te rendiste ante el placer de la pizza y el arroz chino. Tienes que rebajar, pero hay un problema: detestas con todas tus fuerzas hacer ejercicios.

Quisieras que vendieran una pastilla mágica para botar 20 libritas (sí, también has caído en esas falsas píldoras milagrosas y tratamientos fatulos), pero eso solo se va controlando la boca y metiéndole al ejercicio. Si detestas todo lo que tenga que ver con la actividad física, te vas a identificar con esto. #TheStruggleIsReal

15. Todo es risas y diversión en el lechoneo del weekend

 

 

 

14. Hasta que el lunes te miras al espejo

 

 

 

13. No hay escapatoria: tienes que hacer ejercicios porque esa pipa no va a bajar sola

 

 

 

12. Y comienza el pulseo mental de “aceptación de tu cuerpo” y el “ombe no, estás bien pipón”

 

 

 

11. Pero recuerdas que el verano está ahí al la\’, y habrá gente que lucirá así

 

 

 

Y doños que se verán así

 

 

 

10. Empiezas bien motivado/a con los ejercicios… y esa pompiaera te dura unos minutos solamente

 

 

 

9. Le has dado con todo por 10 minutos y ya no te quedan fuerzas

 

 

 

8. Tú no sirves para esto, así que buscas un trainer

 

 

 

7. El trainer te da un pequeño speech de que “eres un/una guerrero/a” y que “naciste para no rendirte”, y funciona…

 

 

 

6. Pero cuando el trainer te dice que vas para la segunda vuelta, tu única reacción es vomitar los pulmones

 

 

 

5. Tú solo quisieras estar en tu casa comiendo mantecado y viendo Netflix, ¿por qué todo es tan difícil?

 

 

 

4. Y siempre habrá alguien que te diga “esto se trata de disciplina”… y le deseas la muerte en tu mente

 

 

3. Entonces, a los lejos escuchas a tu trainer diciéndote que “ahora van pa’ darle a los abdominales”, y solo quieres esconderte
 

 

2. Al llegar a tu casa, no te quedan fuerzas para respirar. Así que decides no ir al otro día al gym porque te duele todo y “vas a descansar”

 

 

 

1. Pero ese día nunca llega, y todo es paz y felicidad

 

 

 

…Hasta que llega junio y te invitan pa\’ la playa

 

 

Continuará…

Tags

Lo Último

Te recomendamos