Música

Sting no es un rockero hater como tú y habla sobre el reggeaton

El músico inglés se sentó con Metro para hablar de su proceso creativo y habló sobre el ritmo que muchos rockeros odian pero él...¿no?

CAP D'ANTIBES, FRANCE - MAY 23: Sting attends the Cannes Film Festival Air Mail Party at Hotel du Cap-Eden-Roc on May 23, 2023 in Cap d'Antibes, France. (Photo by Victor Boyko/Getty Images for Air Mail/Warner Brothers Discovery)

Por más de 50 años, Great Performances ha presentado lo mejor de todos los géneros de las artes escénicas de todo el mundo. El viernes 3 de noviembre se estrena Great Performances: Message in a Bottle en PBS y en la aplicación de PBS. Con música de Sting, ganador de 17 premios Grammy, y puesta en escena y coreografía de Kate Prince, tres veces nominada a los premios Olivier, este espectáculo de danza teatral del Sadler’s Wells Theater de Londres se centra en la crisis internacional de refugiados a través de la historia visual de tres hermanos cuyo pueblo es atacado y deben embarcarse en un peligroso viaje para sobrevivir.

Con arreglos musicales de Alex Lacamoire, que trabajó en la obra de Broadway Hamilton, y una mezcla de estilos de danza interpretados por la compañía ZooNation de Kate Prince, Message in a Bottle cuenta una historia de humanidad y esperanza.

9 preguntas para Sting

Sus canciones siempre han reflejado su capacidad para contar historias. ¿Puede compartir con nosotros algunas ideas sobre su proceso de creación musical?

—Escribo canciones, en primer lugar, para divertirme y mantener el cerebro ocupado. Me gusta utilizar la forma de la canción como medio para contar historias. Es una disciplina bastante difícil. Es como escribir historias cortas. Tienes que conseguirlo en un cierto lapso de tiempo, un cierto número de versos, así que no puedes alargarte demasiado. Exige cierta disciplina. Me gusta contar historias, y una de las grandes cosas de esta pieza de danza es que han entretejido mis canciones en una especie de metanarrativa, que también refleja mis propios sentimientos sobre el mundo y esta crisis a la que todos nos enfrentamos. Estoy muy agradecido a Kate por haberlo hecho. Es un trabajo maravilloso y estoy muy orgulloso de formar parte de él.

¿Qué mensaje habría puesto en esa botella?

—Básicamente es un alegato a favor de la conexión, que en estas circunstancias es de lo que todos tenemos que darnos cuenta. Todos nosotros podríamos estar en esos barcos con nuestras familias si estuviéramos en peligro. Creo que la migración es algo que los seres humanos han hecho durante milenios. Cuando hay sequía, cuando hay hambruna, cuando hay guerra, nos trasladamos a otro lugar y, ya sabes, las ciudades o estados son un invento bastante reciente en la humanidad.

Cuando empezó su carrera, obviamente se vio influenciada por artistas, músicos y escritores. ¿Cómo se siente ahora al estar en el otro extremo de ese espectro en el que influye en otros, incluida esta increíble pieza coreográfica?

—Es un legado precioso del que formar parte. Siempre me he sentido parte de un continuo de compositores. Ya sabes, los trovadores han estado contando sus historias a lo largo de la historia, y es un legado del que me siento muy orgulloso. Ahora que soy un veterano, tengo que sentirme bien por ello. Espero que el mensaje que intento transmitir llegue, y creo que así es a juzgar por la maravillosa interpretación de Kate, así que sólo puedo sentirme bien.

Efectivamente, lleva mucho tiempo en este negocio y ahora ve cómo sus espectáculos cobran vida en esta nueva forma. Después de todos estos años, ¿sigue poniéndose nervioso cuando sube a un escenario?

—Oh, inmediatamente. Sabes, sales delante de 10,000 o 20,000 personas, que parecen estar felices de verte. Eso definitivamente te da ánimos, aunque te sientas un poco fuera de ti justo antes del espectáculo. Subir al escenario es una explosión de energía. Luego mi trabajo consiste en encontrar algo nuevo en la canción, algo que no haya descubierto antes, algo que quizá el público no note, pero yo sí, y mis músicos también. Siempre estamos buscando alguna novedad que no hayamos descubierto. Y yo no estoy ahí solo para recrear algo que se escribió hace 40 años. Estoy aquí para descubrir algo nuevo sobre la canción.

Muchas de sus canciones son meditativas. ¿Cuál ha sido su experiencia al escuchar y ver sus canciones interpretadas de esta manera?

—Bueno, estudié yoga durante 35 años y llegué a la conclusión de que todo es yoga. Todo tiene que ver con esa conexión entre la mente, el cuerpo y el espíritu. No se puede separar. El resultado de esta obra es el resultado de la meditación. Esto es lo que es la meditación. Es el resultado creativo de esa conciencia.

Las nuevas generaciones lo van a descubrir a través de esto, pero me preguntaba qué piensa del reggaetón y de la obsesión por él.

—El reggaetón es probablemente el estilo de baile más influyente del momento, junto al hip-hop. Viene del reggae, viene de la música latina y es muy vibrante. Me gusta mucho. Quiero decir que no creo que lo haya incorporado a mi propia música, pero desde luego lo aprecio.

¿Cómo compone sus piezas?

—Practico todos los días. Ahora estoy sentado aquí con una guitarra. Este es mi tiempo de práctica. Siempre busco algo que no haya descubierto antes, un intervalo, algo que despierte mi interés, y construyo una canción en torno a ello. Tiendo a escribir primero la música, y mi teoría es que si construyes la música de la manera correcta ya tiene una narrativa. Luego me toca a mí, como letrista, preguntarle a la música qué me está diciendo, escuchar la canción. Es como si un escultor mirara un trozo de roca y dijera: bueno, aquí hay un brazo, una pierna y una nariz. Algunas personas escuchan música y ven colores. Yo escucho historias, y soy muy afortunado en ese sentido.

¿Cómo cree que ha madurado su música con los años, qué ha madurado y perdurado?

—Bueno, como dije antes, mi trabajo cada noche es ver cómo evoluciona la canción. No estoy ahí solo para reproducir algo que se grabó hace décadas. Estoy ahí para descubrir algo nuevo, y todavía estoy en ese proceso de descubrimiento. Sigo siendo un estudiante de música. Sigo estudiando. Nunca se puede llegar al final de la teoría musical o de su práctica. Es un viaje maravilloso e interminable. Quiero mejorar como compositor. Incluso a mi edad, sigue siendo mi viaje, sigue siendo mi pasión, y espero que evolucione.

Como compositor, ¿qué piensa de la inteligencia artificial y del hecho de que alimenten a las máquinas con su música?

—No hay forma de volver a meter la pasta de dientes en el tubo. Está fuera. Solo tenemos que asegurarnos de que las protecciones están ahí en términos de nuestras leyes, en términos de nuestra ética. Ya sabes, no sé a dónde va. Sé que estamos tratando con una inteligencia temible, que va a ser cada vez más inteligente. Así que realmente tenemos que tener cuidado. Creo que debemos ser optimistas al mismo tiempo. Creo que puede hacer muchas cosas por nosotros que tienen que suceder, pero también tenemos que ser muy cautelosos de su, ya sabes, peligroso potencial en el otro lado, pero está fuera.

Tags

Lo Último

Te recomendamos