Jarana

Le rompen la nariz a mujer tras prueba de COVID-19 mal hecha

“Se me reventaron todas las venas”

Claudia Serrán Facebook

Una verdadera pesadilla está viviendo una mujer en Argentina quien deberá someterse a una operación luego que un PCR mal hecho le provocara una infección en la nariz y la posterior pérdida del cartílago.

PUBLICIDAD

Claudia Serran, una mujer oriunda de Santa Cruz, Argentina, asegura que para ella era común hacerse test PCR ya que trabaja como asistente terapéutico y debe acceder a unidades de cuidados intensivos para atender pacientes.

Sin embargo uno de los tantos hisopados que se realizó no salió como ella esperaba y tras varios meses finalmente su vida cambió para siempre, ya que ahora debe someterse a una cirugía de reconstrucción con urgencia cuyo valor supera los mil 800 dólares (casi un millón y medio de pesos chilenos).

El relato de la mujer

En declaraciones al medio El Caletense, la mujer denunció que “me llamaron para tomar un servicio de una señora que estaba a punto de fallecer y los hijos no daban más con su cuidado. Tomé el trabajo con un compañero, que se hizo el hisopado en un hospital y el mío lo hicieron en un laboratorio privado en el cual cobraron diez mil pesos (cerca de $79 mil chilenos) y lo pagó la hija de la señora”.

Luego Serran señaló que con las horas la nariz “me empezó a picar. Al pasar los días el malestar persistía, pero el doctor me dijo que era normal… Me salía una especie de sangre gelatinosa constantemente”, explicó.

“La zona de la nariz se me había puesto roja, así que decidí ir al hospital. Tenía aproximadamente cuatro o cinco centímetros de dilatación en la fosa nasal”, contó Claudia sobre la evolución de la herida.

Pero la situación se complicó cuando los médicos le recitaron medicamentos que derivaron en otros problemas. “No tengo el cartílago que tiene normalmente la nariz. Llegué a tener una anemia crónica. Se me habían reventado todas las venas y soy alérgica a la penicilina, ya no recibía más antibióticos porque me lastimaron muchísimo los brazos”, dijo.

PUBLICIDAD

Se contagió de coronavirus

Pero a Claudia no solo se le cortó el cartílago divisorio de las fosas nasales, sino que además se contagió coronavirus. “Me tuvieron aislada 10 días, según ellos en tres días me derivaban porque me tenían que hacer de forma urgente la reconstrucción del cartílago”.

“Yo siempre he trabajado de lo que sea y puedo pagar una parte de la operación. El doctor me dijo que si sigo así puede subir (la infección) al cerebro y morir”, expresó Claudia quien pidió ayuda para la cirugía.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último