Deportes

Isiah Pacheco saca la bandera de Puerto Rico en el Súper Bowl

El padre del jugador de los Chiefs de Kansas City es puertorriqueño

LAS VEGAS, NEVADA – 11 DE FEBRERO: Isiah Pacheco # 10 de los Kansas City Chiefs posa para un retrato con el Trofeo Vince Lombardi después del Super Bowl LVIII contra los 49ers de San Francisco en el Allegiant Stadium el 11 de febrero de 2024 en Las Vegas, Nevada. (Foto de Ryan Kang/Getty Images)

Los Chiefs de Kansas City ganaron el Súper Bowl en la noche del domingo tras vencer a los 49ers de San Francisco 25-22 en tiempo extra y la celebración incluyó a la bandera de Puerto Rico con el running back de raíces puertorriqueña Isiah Pacheco.

El jugador de los Chiefs, cuyo padre es puertorriqueño sacó la monoestrellada en el campo de juego y la llevó consigo durante la celebración.

Pacheco también llevó su bandera a una entrevista con NFL Network, canal oficial de la NFL donde indicó que no muchos boricuas llegan hasta el escenario donde él se encontraba.

Los 49ers de San Francisco le dieron dos oportunidades a Patrick Mahomes de montar una serie ofensiva ganadora en el Super Bowl.

Deberían de saberlo — ¿quién no lo sabe a este momento? — que fueron demasiadas.

Mahomes comandó valientemente a los Chiefs a recorrer el campo al final del tiempo regular, solamente para conformarse con un gol de campo para empatar el partido con tres segundos por jugar, antes de responder a un gol de campo de los 49ers en el tiempo extra con una serie ofensiva de anotación que pasará a la historia.

El quarterback de los Chiefs se escapó para correr por un par de primeros y diez, incluido uno en cuarta oportunidad, antes de conectar con Mecole Hardman con un pase de tres yardas para la victoria por 25-22 el domingo.

Mahomes celebró corriendo alocado hacia la zona de anotación, después dio media vuelta y regresó a la banca de Kansas City, donde se desplomó en el césped pintado de amarillo en lo que parecía saber júbilo y un poco de incredulidad.

“Esto es fabuloso”, dijo Mahomes. “Legendario”.

Simplemente fue más magia de Mahomes, dándole al quarterback de 28 años se segundo anillo de campeón consecutivo y el tercero en general. Es apenas el sexto quarterback en ganar tres Super Bowls y el segundo más joven, y sus tres campeonatos ponen a Mahomes solamente detrás de Tom Brady, Joe Montana y Terry Bradshaw para la mayor cantidad para un QB titular en la historia de la NFL.

Montana y Bradshaw están ciertamente al alcance con cuatro cada uno, y dado lo rápido que Mahomes ha acumulado los trofeos Lombardi en Kansas City, es difícil creer, incluso para él, que el récord de Brady de siete sea intocable.

“Creo que Tom lo dijo mejor: una vez que ganas ese campeonato, te tocan esos desfiles y tienes esos sueños, ya no eres el campeón. Hay que volver con la misma mentalidad”, dijo Mahomes. “Y aprendió de ese tipo de jugadores que han sido lo más grandes de la historia”.

Los Chiefs son el primer equipo en repetir como campeones de Super Bowl desde que los Patriots lo hicieron en 2003 y 2004 y su tercer campeonato en cuatro viajes en los últimos cinco años los colocan aparte a los demás.

Al ser cuestionado sobre si había alcanzado el estatus de dinastía, Mahomes respondió: “es el comienzo de una”.

Mahomes sufrió durante gran parte del partido, especialmente porque los 49ers se negaron a mandar cargas, que el dos veces Jugador Más Valioso de la liga elude con facilidad. Pero comenzó a calentarse en el cuarto periodo, cuando llevó a Kansas City a un gol de campo para empatar 16-16 con 5:46 por jugar, después orquestó otra serie para otro gol de campo que mandó el juego a tiempo extra.

Terminó con 333 yardas por pase con dos anotaciones, una intercepción temprana que quedó en el olvido cuando conectó a Hardman abierto en la zona de anotación para desatar la celebración en el Estadio Allegiant.

“No creo que Pat sepa cómo perder”, resumió el receptor de los Chiefs Rashee Rice.

Tags

Lo Último

Te recomendamos