Béisbol

Cayey celebrará los 50 años del hit 3,000 de Roberto Clemente

Con dos presentaciones de cortometraje para estudiantes y público en general.

Hijos y viuda de Clemente comparten con el actor Modesto Lacén (a la derecha) en el campo de bateo.

El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez, anunció que la ciudad de une a la conmemoración de los 50 años del hit 3,000 de Roberto Clemente Walker, con la presentación del cortometraje “3,000 The Short Story”, creado y dirigido por Skip Font en 2015 y protagonizado por Modesto Lacén.

“Roberto Clemente es uno de los ejemplos de todo lo que podemos lograr los puertorriqueños, y en Cayey tenemos una satisfacción adicional, porque nuestro Estadio Pedro Montañez fue uno de los escenarios seleccionados para la filmación”, señaló el alcalde a través de declaraciones escritas.

La ciudad continúa celebrando además el triunfo de los Toritos en la edición 2022 de la Liga Superior Puertorriqueña Doble A. Durante el día de mañana, jueves, en el teatro municipal se presentará el cortometraje para estudiantes, donde se presentará también la banda de la escuela Benigno Fernández García. Para el público en general, la presentación será el viernes, 30 de septiembre a las 6:00 de la tarde en pantalla grande en la remodelada plaza pública Ramón Frade León. Luego de la transmisión del cortometraje, habrá una recreación del mítico juego, realizado por miembros del equipo Los Toritos.

“Aquella tarde del sábado, 30 de septiembre de 1972, se convirtió en una fecha histórica para los amantes del béisbol en el mundo entero. Ese fue el día en que Clemente Walker conectó un doble entre el jardín izquierdo y el central que se convirtió en el hit 3,000 de su carrera. De esa forma, el jugador de los Piratas de Pittsburgh se convirtió en ese momento en el jugador número 11 en la historia de las Grandes Ligas en alcanzar esa marca y, más significativo aún, fue el último hit en temporada regular conectado por Clemente Walker”, señaló el Alcalde.

Roberto Clemente perdió su vida el 31 de diciembre de ese mismo año, junto a cuatro personas más, quienes abordaron un avión de carga cuatrimotor a hélices DC-7 en San Juan, Puerto Rico, que viajaría a Nicaragua. Era un viaje humanitario, donde llevaban contenedores con alimentos, ropa y medicinas para los damnificados del terremoto que destruyó la capital, Managua el 23 de diciembre de 1972. Las condiciones meteorológicas eran muy difíciles y el aparato se hundió a más de 400 pies.

Aunque se trató de rescatar a los cuatro tripulantes, solo pudieron lograr uno. Ya para el 12 de enero de 1973, se dio la dura y triste noticia: la Marina de Guerra de los Estados Unidos confirmó que abandonaba la búsqueda del cuerpo de Roberto Clemente, del copiloto, de un mecánico y de un amigo del pelotero. Así, el mar decidió que era en ese sitio en donde el legendario jugador de Grandes Ligas y gran ser humano iba a tener su tumba.

“El legado de Clemente para todas las generaciones es trabajar duro y ser consistente en buscar la excelencia. Además del premio al Jugador más Valioso,recibió 12 premios “Guante de Oro”, 4 títulos de la Liga Nacional de Bateadores, 12 selecciones al Juego de las Estrellas, 2 campeonatos de la Serie Mundial, sumado al hito de las 3,000 bateadas. Ese ejemplo queda para todas las generaciones”, finalizó Ortiz Velázquez.

Tags

Lo Último

Te recomendamos