Deportes

Patrick Tillman, el jugador que dejó la fama de la NFL para morir en la guerra a los 27 años

El exelemento de los Cardinales de Arizona, Patrick Tillman, se enlistó en el ejercito para acabar con el terrorismo del Medio Oriente.

A lo largo de su carrera, Patrick Tillman fue uno de los hombres más respetados en los emparrillados, sobre todo cuando tomó la decisión de dejar el campo y enlistarse en el ejército.

Justo cuando estaba en su mejor momento deportivo, el jugador hizo a un lado sus sueños y peleó por su país.

A raíz del ataque terrorista contra las torres gemelas, Pat se mentalizó y quiso regresarle a su nación un poco de lo que le había dado.

Tillman cambió el hecho de correr para celebrar una anotación, a hacerlo por salvar su vida en un campo, pero de batalla.

La Universidad Estatal de Arizona lo vio dar sus primeros pasos en los emparrillados, jugando en una posición no tan común para un tipo de su estatura, ya que se desempeñaba como linebacker, pese a sus 1.80 cm.

Sus cualidades llamaron la atención de inmediato, aunque para algunos expertos su altura era un impedimento.

Pat era consciente de que su desempeño era lo único que lo podría llevar lejos, motivo por el que dejó a un lado las críticas y se puso a trabajar al doble, puesto que su sueño era llegar a la NFL.

Bill Belichick, entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, señaló, en su momento, que Tillman era un hombre con una inteligencia mental tremenda, lo que lo hacía distinto a los demás.

Para el Draft de 1998, Patrick logró acomodarse en una franquicia de NFL, siendo los Cardenales de Arizona el equipo que le dio la oportunidad de cumplir su sueño.

En los entrenamientos, Tillman llamaba la atención de sus compañeros, puesto que llegaba en bicicleta y con algunos libros bajo el brazo.

Esa imagen de chico tierno quedaba de lado en el campo, pues era un tipo bravo que no le tenía miedo a nada, por lo que se fue haciendo de un lugar estelar, al grado de ser uno de los jugadores favoritos de los aficionados.

Sin embargo, en 2002, su corazón patriótico lo orilló a enlistarse en el ejército, cuando Estados Unidos se enfrentó a Afganistán para erradicar el terrorismo.

Los Cardenales le habían hecho una propuesta de 3.6 millones de dólares anuales, pero él quería representar a su país en otro frente.

Para el 22 de abril de 2004, el mundo del deporte se cimbró con su fallecimiento, luego de que uno de sus compañeros lo confundió con un talibán y abrió fuego.

La historia de Tillman pasará a la historia como la de un héroe que dejó todo por su nación, aunque para muchos era innecesario.

Tags

Lo Último

Te recomendamos