Deportes

Trish Stratus, la luchadora que revolucionó la división femenina en WWE

La esteta batalló contra los estereotipos de la compañía y encaminó a las chicas a los grandes eventos.

Triunfar en el cuadrilátero no fue sencillo para Trish Stratus, pues llegó a WWE como una modelo fitness, que tenía el deseo de trascender en un deporte diseñado para hombres.

Su historia en los encordados arrancó el 20 de junio de 2000, cuando se enfrascó en un combate ante los Hardy Boys y Lita.

De hecho, ante la esteta extrema tuvo una rivalidad que llamó la atención de los aficionados, pues rompieron con los moldes de las luchadoras que sólo posaban con poca ropa.

Sin embargo, con el paso del tiempo, Stratus demostró que no sólo su físico debía ser su carta de presentación en la empresa.

Poco a poco fue teniendo rivalidades de época con Lita, Molly Holly, Mickie James, al grado de convertirse en la reina de la empresa en varias ocasiones.

Trish obtuvo el cinturón de la división femenina en siete oportunidades; además, fue nombrada como la luchadora del año en cuatro ocasiones por Pro Wrestling Illustrated.

Su carrera impulsó a las nuevas generaciones, por lo que estetas como Sasha Banks, Charlotte Flair, Becky Lynch y Bayle, entre otras, la ven como una inspiración.

Uno de los hechos más importantes en la carrera de Stratus fue el 6 de diciembre de 2004, cuando protagonizó la lucha estelar del programa RAW junto a Lita.

Esa fue la piedra de la revolución femenina en WWE, que años más tarde se coronó con la presencia de las chicas en los PPVS de la empresa.

En 2006, Trish culminó su carrera en los encordados y, en 2013, fue inducida al Salón de la Fama, por lo que es una de las leyendas más importantes de la división de mujeres en la compañía.

Tags

Lo Último

Te recomendamos