Deportes

Boricua se sobrepone a la adversidad para llegar a Beijing

Esquiará en las olimpiadas de invierno en slalom gigante

Para un adolescente cuyas probabilidades de sobrevivir eran escasas cuando nació, llegar a la línea de salida en unos Olímpicos es un milagro por sí solo.

William Flaherty esquiará el domingo por Puerto Rico en el slalom gigante en los Juegos de Beijing. Aunque ganar una medalla probablemente no está a su alcance, su salud y sus estudios sí lo están.

Flaherty nació en Cincinnati y se mudó a Puerto Rico cuando tenía 6 años. Le diagnosticaron linfohistiocitosis hemofagocítica cuando tenía 3 años. Conocida por las siglas HLH, es una enfermedad generalmente mortal en que el sistema inmune ataca a los órganos.

“Preguntamos, en una escala del 1 al 10 en donde el 1 es muy saludable y 10 es muerte, en donde se encontraba William”, dijo Ann Flaherty, la madre de William. “Nos dijeron un 9,5. Eso nos pegó muy fuerte”.

“Había días en los que no sabíamos si viviría otro día”, indicó. “Nunca olvidaré sostener a mi hijo y no saber si viviría”.

A sus 17 años, Flaherty ha necesitado 30 operaciones en toda su vida, incluyendo un trasplante de médula ósea de su hermano Charles, quien también fue esquiador olímpico. Tras los Juegos de Beijing, Flaherty se someterá a otra cirugía para remover parte de fíbula y moldearla como parte de una nueva mandíbula.

“Es como que cada dos años me ocurre algo molesto”, dijo Flaherty, señalando la cicatriz en la parte derecha del rostro de donde le removieron un tumor hace dos años.

Flaherty reconoció que incluso un resfriado puede dejarlo en cama por dos semanas, por lo que tomó precauciones extra los dos últimos años debido a la pandemia de coronavirus. Pasó más de un año en lo que llamó “súper cuarentena”.

“Definitivamente me afectó. No mucho en los entrenamientos, pero la vida social que tengo durante los entrenamientos”, dijo Flaherty, quien entrena en Colorado. “Pude continuar con los entrenamientos, pero portando una máscara N95 todo el tiempo y no podía estar en la silla con nadie más, realmente no podía platicar con mis amigos en el club”.

Como adolescente, Flaherty ha tenido que equilibrar sus citas médicas y la escuela.

Flaherty es uno de dos atletas que representan a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Beijing junto a Kellie Delka, quien compitió el sábado en el skeleton. La pareja portó la bandera en la ceremonia de apertura.

Tras los olímpicos, Flaherty tiene planeado tomarse un año fuera de la escuela para recuperarse de su operación y posteriormente ir a la universidad para estudiar ingeniería aeroespacial.

Tags

Lo Último

Te recomendamos