Contexto

Mayra Santos Febres se la dejó caer a Bad Bunny y misis Valley

Ya lo dijo el evangelio de San Benito, Chanteo 2:11, de #LaNuevaReligión: "Refuta mi tesis, c@br*n que te vamos a dar catequesis".

La profesora Mayra Santos Febres, escritora y fundadora del Festival de la Palabra, vio necesario poner algunos puntitos en algunas íes en el asunto este de misis Valley y el estudiante graduado de Alto Honor de la Intermedia, multimillonario cantante de trap, degustador de mojitos de parcha del bar La Curvita y tesoro vegabajeño, Benito Antonio Martínez Ocasio, aquel que en el barrio Ojo de Agua apodan ’Bad Bunny’.

“Sucede que el lenguaje es traicionero y se usa para perpetuar modelos sociales y mensajes que consolidan la pirámide de valoraciones que hace que las instituciones se perpetúen. Sólo quiero ofrecer un ejemplo que saco de la misma carta de la entrañable Miss Valley: el uso que la educadora hace de la palabra “denigrante”. Esa palabra es ofensiva, Miss Valley. Significa “tratar a una persona como si fuera un negro”. ¿Ve lo que sostengo? El lenguaje es bien tramposo. Sé que usted no pretendía ser racista al utilizar el término. Mucha gente ni sabe que está siendo racista cuando usa la palabra “denigrante”, pero es así. Yo misma, que soy una férrea defensora de los derechos raciales, la usé por años sin darme cuenta de que estaba alimentando el sistema contra el cual peleaba- mala estrategia de lucha. Hoy por hoy, nuestro sistema de validación social pone como lo más valioso y poderoso en el mundo el ser hombre blanco, rico y mujeriego. Trump, el “Bad Bunny” de la política. Muchos votaron por él, muchos “compran” su “trap”. No es coincidencia. Nuestro sistema tiene una enorme capacidad de hacernos cómplices de sus tramoyas”, dice en una parte la escritora en un post de Facebook que al cierre de esta edición se había compartido más de 600 veces.

“Le escribo este largo análisis un sábado por la mañana, después de concluir la celebración del Festival de la Palabra al cual asistieron 6,500 de sus estudiantes, Miss Valley, para decirle que no todo está perdido. Que usted y cientos de otras maestras verán el fruto de sus trabajos mientras le presenten a sus estudiantes dos herramientas y solo dos: 1- poder “desmontar” críticamente los discursos que presentan la prensa, los medios sociales y la cultura de masas. 2- buscar en otros lugares que no son el mercado otros modelos de vida y presentárselos a sus estudiantes. Quizás, la solución no sea pedirle a Mr. Bunny que cambie sus líricas, sino enseñarles a sus estudiantes cómo estas líricas se repiten a lo largo de la historia- en Quevedo, Cervantes, Shakespeare (el Otello sirve para ilustrar), hasta Neruda, Vargas Llosa (La Fiesta del Chivo brega), pasando por los videojuegos y las infames y famosas “líricas” de Bad Bunny. Quizás entonces, sus estudiantes puedan abrir los ojos, de la misma manera que me los abrieron a mi cuando me explicaron que “denigrar”- ie. de “de- nigrare” , significa “bajar a la categoría de un negro”, y que la palabra “cafre” viene de “kaffir”, que significa “los cultivadores del café”, y que fue como los franceses bautizaron a los etíopes. Es decir- que cafre- vulgar, pueblerino, sin educación, de “mal gusto”- también significa “negro”. Desmontar el lenguaje que se utiliza casi a diario hasta hacerlo perpetuarse automáticamente, quita conciencia. Nosotros, los educadores, tenemos que insistir en cultivar esa misma conciencia en nuestros estudiantes”, agrega la profesora en otro instante de la clínica gratuita que dio en la red social azul y blanca.

Mira el post de Mayra Santos Febres:

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos