Contexto

Cesar Vázquez insiste en inexistencia en P. R. de "torturas" de conversión

Sus palabras hacen eco a lo manifestado por otros tres senadores populares que se oponen al proyecto.

cesar

El doctor César Vázquez, mandamás del Partido Dignidad, volvió a arremeter en contra del Proyecto del Senado 184 que busca prohibir las terapias religiosas de conversión, alineando su punto de vista junto al de tres senadores populares que también se expresaron en contra de esta medida.

PUBLICIDAD

Al momento, la Legislatura tiene bajo consideración el Proyecto del Senado 184, que ha recibido el repudio de sectores conservadores, como la senadora Joanne Rodríguez Veve, que sostienen que una prohibición a esta práctica atenta contra el derecho de los padres a educar a sus hijos.

En entrevista con Rubén Sánchez esta mañana, Vázquez se alineó con las posturas de Rodríguez Veve y otros tres senadores del Partido Popular Democrático: Albert Torres Berríos, Rubén Soto y Ada García Montes, quienes el sábado manifestaron que estaban en contra del proyecto.

“Nadie ha podido probar que en tal sitio, tal persona le dio una terapia de conversión a otra”, destacó en entrevista radial esta mañana el excandidato a la gobernación.

 

Mira también:

Ada Torres Toro: “Nunca callen… Calladas nos quieren”

 

PUBLICIDAD

“Todos los testimonios son de que alguien oró, que lo llamaron a ayunar, que lo aconsejaron bíblicamente”, articuló, asegurando que “estoy a favor de prohibir que castren, den electroshock”.

Ayer, Vázquez se enredó en par de rounds tuiteros, cogiendo de arroz y de masa de reimundo y to’ el mundo, luego de este peculiar tuit:

 

 

¿Críptico, huh?

Previo a esto, Vázquez se había metido las manos con quienes califican las terapias de conversión como torturas, pues sobran los testimonios que apuntan a estas dinámicas como tortura sicológica:

También tuitió esto:

Y por aquí más…

 

Veamos el recital con Rubén Sánchez de host, esta mañana en WKAQ 580 AM

De esta forma, Vázquez se alinea con Rodríguez Veve y con tres legisladores de la Pava, que ayer se mostraron en contra de la medida. En un artículo del pasado sábado escrito por los periodistas David Cordero Mercado y Javier Colón Dávila, de El Nuevo Día, los senadores populares Albert Torres Berríos (Guayama), Rubén Soto (Arecibo) y Ada García Montes (Aguadilla-Mayagüez) expresaron su repudio al proyecto que busca prohibir la manipulación sicológica y física en pos de controlar la orientación sexual de las personas.

“No estoy de acuerdo con terapias que puedan ir en contra de los derechos humanos, que incluyan maltrato físico o emocional, pero creo en la orientación con terapias humanas y amorosas. Me voy a oponer a esa medida. Entiendo que, como legisladores, no podemos imponerles a los padres ciertos criterios que realmente no le dan esa estabilidad y ese ejemplo que nuestros niños buscan”,dijo  Torres Berríos.

 

“Creo que, en eso, el Estado no debe entrometerse. Es una responsabilidad estricta de los padres padres y cualquier asunto o mezclarlo con otras cosas sería desviar la atención para adelantar que el Estado entre en la educación sexual de los niños cuando le toca a los padres”, agregó Soto, indicando que, a menos que se demuestre que hay “violencia probada” en la familia, el tema de educación sexual debe estar en manos de los padres “de acuerdo a su formación educativa y formación religiosa”.

Mientras, la senadora popular Ada García Montes se expresó en contra, al opinar que el proyecto “interviene con el derecho constitucional de los padres a educar a sus hijos”

Para Vázquez, empero, el proyecto del Senado no define de manera concreta qué conductas son las que componen una “terapia de conversión”.

Ayer, el gobernador Pedro Pierluisi se manifestó en contra de las terapias de conversión:

“En contra” Pierluisi de las terapias de conversión

 

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último