Contexto

El caimán de Breñas llegó al veterinario y "estaba vivo, estaba sufriendo"

Un video que muestra a un caimán en la playa Breñas de Dorado que recorrió las redes sociales causó gran revuelo este pasado fin de semana en lo que ha sido una saga con varios episodios.

Luego de que este video fuese colgado en la telaraña cibernética por el perspicaz usuario de Facebook y excelso ciudadano común, José O. Marrero, el atribulado caimán salió en todos los noticiarios y engalanó la portada de los principales portales noticiosos del país.

Según se indicó en el post de la red social azul y blanca, el caimán había salido de las aguas de la playa de Breñas.

Entonces, durante la tarde del domingo, otro ciudadano, el ingeniero Eliezer Molina posteó otro video en el que mostraba cómo el caimán había sido víctima de una inmisericorde muerte, con su cabeza penetrada por los inclementes y afilados dientes de un rastrillo de acero.

Sin embargo, al Metro y El Calce cuestionarle al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) al respecto, se informó que el Cuerpo de Vigilantes llevó en la mañana de ayer al caimán a una clínica veterinaria en Manatí y sería el veterinario el que determinaría qué pasaría con la especie.

El doctor Carlos Rivera Casanova, veterinario de la Manatí Veterinary Clínica, dijo a Telenoticias que “estaba vivo, estaba letárgico pero estaba vivo, estaba sufriendo”.

La cruda escena mostrada en el video era complementada por varias alusiones hacia el supuesto captor y eventual homicida del caimán, un señor no identificado al que Molina indicaba que realizaba una construcción ilegal.

Sin duda alguna, la situación con el caimán, culpable solamente de asustar a la gente y de recibir cobertura desmedida de la prensa, pudo haber sido atendida de otra forma que no fuese meterle un rastrillazo en la cabeza para matarlo.

Luego de documentar cómo quedó el caimán, Molina, residente de Breñas, confrontó al supuesto homicida, quien reconoció en el video que había sido el artífice de la muerte del animal.

Al Metro cuestionarle al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) al respecto, se informó que el Cuerpo de Vigilantes llevó en la mañana de ayer al caimán a una clínica veterinaria en Manatí y sería el veterinario el que determinaría qué pasaría con la especie.

El doctor Carlos Rivera Casanova, veterinario de la Manatí Veterinary Clínica, dijo a Telenoticias que “estaba vivo, estaba letárgico pero estaba vivo, estaba sufriendo”.

“El Cuerpo de Vigilantes y la Policía llevan a cabo la investigación y evalúan si se someterán cargos”, indicó el portavoz del Cuerpo de Vigilantes, Henry Ferrer, vía la oficina de prensa del DRNA.

El DRNA informó que a pesar de que hay varios reportes de avistamientos de este animal en la mayoría de los municipios, no hay un censo como tal.

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos