Mundial

Mamá youtuber se declara culpable de maltrato grave a sus hijos

Se trata de Ruby Franke, una estadounidense que es madre de seis hijos y quien daba consejos de crianza en su canal de YouTube

Una youtuber, del otrora famoso canal “8 Passengers”, se declaró culpable de cuatro delitos graves de abuso infantil por maltratar y hacer pasar hambre a dos de sus hijos y ahora espera, probablemente, sentencia de prisión.

Se trata de Ruby Franke, una estadounidense que es madre de seis hijos y quien daba consejos de crianza en su canal de YouTube. Este lunes, vestida con ropa de cárcel gris y blanca, se puso de pie, cerró los ojos y respiró hondo antes de declararse culpable: “Con mi más profundo pesar y dolor por mi familia y mis hijos, culpable”.

Recibirá su sentencia el próximo febrero de 2024

El juez John J. Walton aceptó el acuerdo de culpabilidad y programó la sentencia para el 20 de febrero. De acuerdo con la ley de Utah sobre abuso infantil, los cargos más graves contra menores conllevarían a sentencias de uno a 15 años de prisión.

Sin embargo, Franke se declaró inocente de otros dos cargos y fue devuelta a la custodia después de la audiencia.

Winward Law, el despacho de abogados que representa a la acusada, indicó en un comunicado el viernes que el presunto abuso ocurrió cuando Franke estaba influenciada por un consejero de relaciones que la llevó a “un sentido distorsionado de la moralidad”.

“Ruby Franke es una madre devota y también una mujer comprometida con la mejora constante”, dijo Winward Law en un comunicado. Franke inicialmente creyó que Jodi Hildebrandt “tenía la perspicacia para ofrecer un camino hacia la mejora continua”, pero dijo que Hildebrandt “aprovechó esta búsqueda y la transformó en algo atroz”.

Hildebrandt “aisló sistemáticamente a Ruby Franke de su familia extendida, de sus hijos mayores y de su marido, Kevin Franke”, decía el comunicado.

El pasado 30 de agosto, ambos fueron arrestados después que el hijo de 12 años de Franke escapara de la casa de Hildebrandt en la ciudad de Ivins, en el sur de Utah, y le pidiera a un vecino que llamara a la policía.

El niño estaba demacrado y tenía cinta adhesiva alrededor de sus tobillos y muñecas, pero no dijo por qué.

Por su parte, la hija de 10 años de Franke también fue encontrada en la casa de Hildebrandt, según los documentos de la corte. Ambos niños fueron llevados al hospital. Finalmente, los cuatro hijos menores de Franke fueron puestos bajo custodia estatal.

Tags

Lo Último

Te recomendamos