Contexto

Asoma una baja en la factura de la luz

El Negociado de Energía tiene ante sí nuevos cálculos de compra de combustible basado en los precios a la baja.

La baja en los precios del petróleo en los mercados internacionales podría provocar una baja en la factura de la luz para los meses de agosto y septiembre, si el Negociado de Energía así lo determina, explicó el vicepresidente de Asuntos Regulatorios de LUMA, Mario Hurtado.

El ejecutivo detalló que ayer sometieron al Negociado de Energía unos cálculos que le requirió el ente regulador sobre consumo de combustible para la generación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) versus la proyección de compra de combustible con los precios internacionales a la baja. Así mismo, Hurtado detalló que el ente regulador tiene ante sí una petición para incluir en el cálculo de la tarifa energética el impacto de reembolsos de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) a la AEE. Sin embargo, la corporación pública se ha opuesto a esto con un planteamiento de impacto sobre su liquidez y su capacidad para comprar combustible.

Aún si no se incluye el dinero de los reembolsos de FEMA en el cálculo, el oficial de LUMA afirmó que hay una proyección de que la factura de la luz podría bajar entre uno y dos centavos para los meses de agosto y septiembre por el factor del costo del combustible.

“El Negociado nos pidió a LUMA que miráramos otra vez el pronóstico de los costos de combustible para los próximos dos meses. Hicimos ese trabajo, ayer lo sometimos. Según esos cálculos, se podría ver una baja en la tarifa, independientemente de que se tome en cuenta este monto adicional de FEMA. Simplemente mirando el costo del combustible pronosticado —porque han bajado los mercados un poco— podría haber una baja en la tarifa para los próximos dos meses”, detalló Hurtado en entrevista con Metro al Mediodía. Agregó que “sería entre uno y dos centavos aproximadamente lo que se miró como posible reducción para dos meses”.

El ejecutivo de LUMA dijo que el Negociado de Energía activó un mecanismo de aceleración para poder revisar la factura antes del próximo trimestre. “Solo mirando el costo del combustible, habría una baja en la tarifa y así lo indican los números, si se toma en cuenta este otro diferido, pues podría haber también una baja y el Negociado de Energía tiene que tomar eso en cuenta”, dijo Hurtado. Este destacó que el Negociado debe tener presente un balance entre los mejores intereses de los consumidores y la estabilidad de la AEE para poder seguir generando energía.

La decisión del Negociado tendría que tomarse y notificarse antes de que concluya el mes de julio Para programar en el sistema y que las nuevas facturas de agosto tengan las tarifas correspondientes.

Una vez más, Hurtado reiteró que LUMA no consume el combustible que es el causante de las alzas que ha habido en la factura.

Aquí puedes ver la entrevista:

Tags

Lo Último

Te recomendamos