Mundial

Anonymous hackeó yate de US$ 100 millones de Vladimir Putin y lo mandó “al infierno”

El lujoso Graceful, de tres pisos sufrió ataques informáticos respecto a su información de localización.

El grupo de hackers de Anonymous lanzó una advertencia a Rusia el fin de semana: le declararon la guerra. Pues bien, comenzaron con un ataque curioso: alteraron los datos de tráfico marítimo e hicieron que el yate de Putin pareciera estrellado en la Isla de las Serpientes de Ucrania, y luego cambió su destino al “infierno”. Esto fue realizado específicamente por el grupo Anonleaks, parte de Anonymous.

El lujoso yate de 82 metros había estado en proceso de remodelación en el astillero Blohm-Voss, en Alemania, desde septiembre, donde se le colocaron dos nuevos balcones grandes, se limpió el casco y se reacondicionaron los motores, según el informó el medio The Times.

Se fue al infierno

Ante el conflicto con Ucrania, Putin ordenó el pasado 8 de febrero que el Graceful regresara del astillero de Hamburgo hasta Kaliningrado, en territorio ruso. Anonleaks, como se hacen llamar los hackers que sabotearon a Putin, le contaron al periodista Ryan Gallagher que manipularon el Sistema de Identificación Automática (SAI), que se utiliza para rastrear las ubicaciones de los barcos a nivel global.

“Cambiaron el destino del yate a “infierno” y también cambiaron su distintivo a “FCKPTN”, señaló. Dijeron que querían poner el yate en el alcance de los paquetes de sanciones, así como poner una pequeña sonrisa en algunos rostros. Hay que mencionar que se trató de un hackeo que solo buscaba “poner en alerta” a Putin, ya que su yate no se movió en realidad.

Tags

Lo Último

Te recomendamos