Contexto

Secretaria del DRNA afirmó que Icacos no está a la venta

Mientras la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO) busca vender el Cayo Icacos, la secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, Tania Vázquez Rivera, aseguró hoy que las áreas naturales protegidas custodiadas y administradas por su agencia no están a la venta ni en alquiler.

Resulta que PRIDCO incluyó en un catálogo de propiedades y espacios a la venta por el Gobierno a esta reserva natural que está bajo la protección del DRNA.

Vázquez Rivera afirmó que el DRNA “continuará protegiendo y conservando las zonas que representan un alto valor ecológico para el país”, según reseñó Inter News Service.

Icacos ubica en la costa noreste de la isla y está bajo la sombrilla la Reserva Natural Los Cayos de la Cordillera, una reserva que protege la DRNA.

 

En declaraciones escritas, Vázquez Rivera rechazó cualquier intento de venta o alquiler del Cayo Icacos y el Cayo Ratones o de áreas circundantes localizados en la Reserva Natural Arrecifes de la Cordillera en Fajardo, como había denunciado el presidente de la Cámara de Representantes Carlos &#39Johnny&#39 Méndez Núñez, quien es natural de esa área. Este habría leído la puesta en venta en un catálogo internacional de propiedades.

Aseguró la funcionaria que los planes de la agencia continúan siendo el desarrollo del turismo ambiental con bajo impacto en la biodiversidad.

“Ningún área natural protegida está a la venta o alquiler. Lo único que estamos promoviendo para inyección económica son proyectos de turismo verde que promuevan una experiencia con la naturaleza y que sean de bajo impacto. En el DRNA no hemos sido partícipes de ningún proyecto o iniciativa para la venta de estas áreas. Aquellas propiedades que estén bajo la administración de Recursos Naturales y Ambientales por virtud de ley no están a la venta ni para renta”, subrayó Vázquez Rivera.

Explicó que la Reserva Natural Arrecifes de la Cordillera está localizada a 1.5 millas náuticas al noreste de Fajardo y comprende una cadena de islas, cayos, islotes, arrecifes y praderas de yerbas marinas que sostienen una gran diversidad de especies nativas y protegidas.

Esta reserva fue recomendada por el Plan de Manejo de la Zona Costanera para su designación desde 1978 y en 1980 es designada como tal mediante la Tercera Extensión de la Resolución JP PU-002 por la Junta de Planificación de Puerto Rico, indicó la funcionaria.

“Por medio de ese mecanismo administrativo, el gobierno toma la decisión de proteger esta área de alto valor natural  para asegurar que los usos y actividades en ella no afecten sus recursos naturales”, sostuvo. 

Tags

Lo Último

Te recomendamos