Contexto

Empleadas guaynabitas se sienten indignadas con comentarios sobre escándalo de Guaynabo

Un grupo de empleadas del municipio de Guaynabo reclamaron hoy  contra los medios y contra algunos “pseudo analistas” que las han “pisoteado y denigrado” al comentar sobre el caso de hostigamiento sexual del alcalde Héctor O’Neill.

Las funcionarias municipales, en una comunicación escrita, solicitaron que personas a través de los medios de comunicación “se abstengan de hacer comentarios inflamatorios e indignantes contra las empleadas de Guaynabo”.

Recomendados

El grupo de féminas dijo que, en homenaje al Día Internacional de la Mujer que se observa mañana, cesen las declaraciones en torno a que en Guaynabo “para subir de posiciones u obtener un cargo hay que acostarse con el alcalde o cualquier miembro de su familia”.

También criticaron expresiones de que “en Guaynabo existe una carnicería y harén de mujeres” o que el municipio ha sido bautizado como “Sex City”.

Indicaron que “los comentarios denigrantes hieren la sensibilidad de las trabajadoras municipales”.

El grupo, en representación de las 1,086 mujeres que ocupan posiciones en el municipio de Guaynabo, no sólo pidieron respeto para las mujeres ayuntamiento, sino que hicieron un llamado a las militantes en pro de los derechos de las mujeres que las apoyen en esta causa que flagela la dignidad de la mujer y “afecta a nuestras familias que, a fin de cuentas, son las más afectados por esos comentarios mal intencionados”.

“Reiteramos que las plazas que ocupan han sido alcanzadas por nuestros méritos, por nuestra preparación académica, por competentes, por ser responsables y trabajadoras incansables”, subrayaron.

Agregaron que “en Guaynabo hay mujeres que han alcanzado posiciones de alto nivel… Hay mujeres en puesto claves empezando por la vicealcaldesa, quien también es abogada, así como directoras de Planificación, del Programa Head Start, del Departamento de Familia”.

Detallaron que “hay abogadas, doctoras, policías, empleadas de ordenado, secretarias, oficinistas, analistas, economistas y en otros cargos, todos obtenidos con mucha honra y por nuestra valía profesional”.

Rechazaron que las mujeres estén en esos puestos como “premios sentimentales”.

“Nos indigna cada vez que alguna de nosotras nos identificamos como empleada del municipio de Guaynabo o nos presentamos ante alguna persona conocida y, aunque sea en tono jocoso, nos preguntan: ¿eres del harén del alcalde o te acostaste con el alcalde para obtener el cargo?”, sostuvieron.

Tags

Lo Último

Te recomendamos